Desde hace 60 años, cada vez que una emergencia afecta a los vecinos de Ñuñoa en Santiago de Chile, rápidamente llega flameando la bandera de Israel llevada con orgullo sobre los carros de Bomba Israel para brindar la ayuda necesaria a quienes corren peligro ya sea producto de incendios, personas atrapadas en derrumbes, pozos, o vehículos que han sufrido accidentes, entre otras emergencias.

Hacemos nuestra labor con el orgullo de representar al Estado de Israel y a la Comunidad Judía de nuestro país, pero hoy se ha transformado en una necesidad renovar nuestro carro y sus herramientas pues ésa bandera está dejando de flamear tan rápidamente. Han pasado más de 30 años desde el día que llegó nuestro carro de rescate, y a pesar del constante esfuerzo de nuestros Voluntarios por mantener las mejores y más modernas herramientas, ha llegado el tiempo de renovarlas completamente para poder brindar el servicio y la ayuda que todos los vecinos del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa requieren.
Hoy te pedimos a ti que nos ayudes, porque con tú ayuda podremos continuar nuestra labor y porque siempre, en cualquier día y hora, estaremos preparados para ayudarte a ti.

No permitas que nuestra bandera deje de flamear, sé parte del gran proyecto que es Bomba Israel.